Recientemente llevamos a cabo una serie de conversaciones con algunos de CIOs  y ejecutivos senior de sistemas en Estados Unidos. La novedad es que la mayoría de los líderes de sistemas (IT) están construyendo su infraestructura tecnológica para el crecimiento. El problema es cómo aprovechar las nuevas oportunidades de negocio y a la vez mitigar el riesgo.

Ofrecer un servicio óptimo al usuario, contar con la información oportuna de cada paciente, disminuir la carga administrativa, optimizar los recursos y reducir costos haciendo un uso más racional del gasto, es el ideal de un sistema de salud eficiente.

Tal parece que el tema de protección de energía (mejor dicho: Protección contra los problemas de la energía eléctrica), no es tan importante como aquellos sobre cómputo, Telecom, o incluso impresión. Su aparente “sencillez” nos lleva a predisponer, suponer o incluso delegar decisiones relacionadas a energía a alguien no tan especializado; sin embargo, hablar de ello es tan importante como saber que la venta de estos equipos tiene un buen margen/utilidad.

A pesar de que muchos jugadores desaparecieron del mercado global, lo cierto es que los consumidores no cesaron de buscar mejores productos y servicios. Las actividades comerciales continuaron y quienes enfrentaron con éxito los embates de la inestabilidad económica absorbieron los mercados que dejaron los competidores vencidos. Ahora, a dos años de este panorama, las organizaciones enfrentan un nuevo ambiente de negocios.

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook