Las empresas mexicanas de hoy se están transformando, volviéndose más ágiles para aumentar la competitividad en esta era digital. Sin embargo, a medida que las organizaciones de cualquier sector crecen y se expanden a través de sucursales o sedes regionales, se enfrentan a cambios radicales de requisitos de TI. En general, una sucursal puede ser cualquier locación, desde una sede central regional, una tienda hasta un quiosco en un centro comercial, o incluso un barco en el mar. Dondequiera que se necesite trabajar, colaborar, comunicarse y brindar atención a los clientes, los profesionales dependen de la disponibilidad continua de la red y una experiencia óptima de las aplicaciones.

 

Las empresas están invirtiendo en su innovación para alcanzar la transformación digital. En el centro de datos, esto se traduce en la necesidad de contar con una estrategia que les permita mantener la capacidad de desarrollar y dar soporte a los nuevos servicios digitales que las unidades de negocio requieren, con agilidad y eficiencia. 

 

La nube se está posicionando como una opción para aquellas organizaciones que están buscando elevar sus capacidades de cómputo de forma rápida y accesible. Sin embargo, a menudo el dilema radica en qué tipo de cloud elegir: pública, privada o híbrida. 

 

La tecnología de registro descentralizado (distributed ledger technology o DLT) mejor conocida como Blockchain, ha tenido un gran interés en los últimos años, siendo el 2018 el año en que se han desarrollado una gran cantidad de aplicaciones y soluciones que benefician a las empresas en el sector financiero.

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook