A medida que nos internamos cada vez más en la era del cloud computing, hay algo que sigue quedando bien en claro: no existe una fórmula mágica para la transformación digital de toda una organización.

A menudo observamos cómo los responsables de la toma de decisiones informáticas recurren a la orientación prescriptiva en relación con los cambiantes requisitos que plantean las operaciones de TI y el desarrollo de aplicaciones en un mundo de contenedores. Como resultado de una mayor colaboración, Red Hat y AWS anuncian el lanzamiento de Amazon Red Hat OpenShift, un servicio de Kubernetes empresarial en AWS con gestión y soporte conjuntos que tiene por objeto facilitar que esas organizaciones puedan atender el volumen y los desafíos tecnológicos específicos de la empresa.

Amazon Red Hat OpenShift será un servicio totalmente gestionado que permitirá a las organizaciones de TI crear e implementar aplicaciones en AWS más rápido sobre la plataforma de Kubernetes empresarial más poderosa de Red Hat, utilizando las mismas herramientas y API. Los desarrolladores ahora podrán diseñar aplicaciones en contenedores que se integren de forma nativa con los más de 170 servicios integrados nativos de la nube de AWS para incrementar la agilidad, la innovación y la escalabilidad. La conjunción de décadas de experiencia y conocimientos informáticos empresariales que Red Hat y AWS vuelcan en Amazon Red Hat OpenShift permitirá que las organizaciones de TI ofrezcan sistemas nativos de la nube con una seguridad de grado empresarial, mayor agilidad y rendimiento y, al mismo tiempo, reduzcan costos.

Amazon Red Hat OpenShift ofrecerá a los clientes la capacidad de ejecutar clústeres de OpenShift y el beneficio de una experiencia AWS integrada para la creación y gestión de clústeres, listas de la Consola de AWS, un modelo de facturación bajo demanda (por hora), una factura única para implementaciones AWS y la capacidad de recurrir al soporte de AWS.

Amazon Red Hat OpenShift ofrece los siguientes beneficios a los clientes:

● La plataforma de Kubernetes empresarial más completa del mundo, utilizada por más de 2.000 clientes. Gracias al soporte de dos líderes de cloud computing y Kubernetes, los clientes de AWS ya pueden elegir más servicios de Kubernetes.

● Integración amplia y nativa con los servicios de AWS. A través de Amazon Red Hat OpenShift se podrá acceder al sólido portafolio de servicios de nube de AWS, que abarca desde servicios de procesamiento, almacenamiento, redes, bases de datos y análisis hasta machine learning. Esto facilita el diseño, la operación y la ampliación bajo demanda a nivel global a través de una interfaz familiar de gestión.

● Red Hat OpenShift abre camino a las implementaciones de nube híbrida. Amazon Red Hat OpenShift ofrece la versión de Kubernetes lista para producción que muchas empresas ya utilizan en modo local, simplificando la capacidad de mover cargas de trabajo a la nube pública de AWS en función de las necesidades del negocio.

A diferencia de muchos proveedores del sector, creemos que el Kubernetes empresarial no genera los mismos beneficios si se apoya en una infraestructura de virtualización heredada o se lo alterna con distintas tecnologías propietarias. Para Red Hat, la plataforma empresarial nativa de la nube es una plataforma totalmente abierta y altamente escalable en un modelo que toma el desarrollo innovador de una manera segura para aplicarlo en producción. El lanzamiento de Amazon Red Hat OpenShift al mercado de la mano de AWS, nuestro aliado de tanto tiempo, conjuga al líder empresarial en tecnologías de código abierto —incluído Kubernetes— con el líder en infraestructura y servicios en la nube pública. Juntos estamos entregando una plataforma innovadora, nativa de la nube y ya lista para la empresa, sin importar el desafío tecnológico.

 

Sathish Balakrishnan, vicepresidente, Plataformas Alojadas, Red Hat

 

 

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook