Cuando surge una tecnología nueva, hemos sido testigos del afán de las empresas de volverse pioneras; crean unidades de negocio enfocadas en aprovechar oportunidades de las que su negocio pueda beneficiarse. Y lo hemos visto en la reciente historia moderna. 

Big Data, Social Media, Atención a clientes y la Nube son algunos ejemplos de ello, y hemos atestiguado la generación de unidades especializadas de negocios, dirigidas a explotar el potencial de un mercado existente, pero sin explorar, ya que no se tenía precedente alguno de su funcionamiento, alcance o funcionamiento.

Con el auge de los dispositivos “wearables” en el mercado y con el inminente futuro conectado, que poco a poco se teje en nuestra vida personal y profesional, se ha creado una categorización que engloba toda actividad proveniente de estos aparatos conectados constantemente a Internet y que generan datos que pueden ayudar a mejorar procesos y entender al mismo tiempo el enfoque que los consumidores tienen hacia cierto producto o servicio.

Es importante reconocer que las compañías deben innovar para aprovechar estas nuevas oportunidades de negocios, confiando en las plataformas existentes en la Nube y en los servicios de infraestructura, permitiendo que cada empresa y organización sea capaz de adaptarse a estos tiempos que exigen una conectividad constante, y sobre todo una perspectiva global de lo que nos pueda beneficiar o perjudicar.

Por ello, tenemos que considerar que el Internet de las Cosas debe verse como un complemento a las demás herramientas de generación de información con las que cuentan las empresas, ya que se integra con cada una de ellas, y conforme pase el tiempo, su influencia será cada vez mayor. Al respecto, Mark Hurd, CEO de Oracle augura que para el año 2025, un 80% de las aplicaciones empresariales se moverán a la Nube. Esto influirá en la manera en la que el Big Data, la Nube, y el Internet de las Cosas interactuarán entre ellas, administrando su información de forma constante y dinámica, dibujando un panorama positivo del que toda industria resultará beneficiada.

La presencia de un nuevo elemento relacionado, no siempre implica que hay que dirigirle esfuerzos adicionales para explotar las formas en las que cosecharemos sus beneficios; como industria hay que dejar de considerar que no toda tecnología merece una unidad especializada, y en vez de ello preguntarnos: ¿de qué manera esta innovación es capaz de integrarse con lo que tenemos en nuestro portafolio de servicios? 

 

Eduardo López, Vicepresidente de Consultoría, Aplicaciones y Cloud, Oracle Latinoamérica

 

 

Te podría interesar:

Avaya anuncia nuevas integraciones con Salesforce Service CloudAvaya anuncia nuevas integraciones con Salesforce Service Cloud
17 Nov 2017 22:53 - Redacción

  Avaya anunció nuevas integraciones con soluciones de Centros de Contacto y entornos de CRM de [ ... ]

Hisense adquiere el negocio de televisión de ToshibaHisense adquiere el negocio de televisión de Toshiba
17 Nov 2017 22:51 - Redacción

  Hisense anunció la compra de la marca, unidad de producción y servicio, así como el área d [ ... ]

D-Link lanza un router que crea una red doméstica de alta velocidadD-Link lanza un router que crea una red doméstica de alta velocidad
07 Nov 2017 12:08 - Redacción

  D-Link anuncia la introducción al mercado del router DIR-611 300 Mbps, el cual facilita el co [ ... ]

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook