1º ago08.- En entrevista exclusiva para DecisiónTIC, el Ing. Juan Manuel Hernández Jiménez, Gerente de la División de Software de NyCE (Normalización y Certificación Electrónica) A.C. explicó que uno de los objetivos del área a su cargo es lograr que las empresas desarrolladoras de software, lleguen a los estándares de TI equivalentes a aquellos que aplican en el orden internacional.

nyce_jm.jpgHernández comentó que “la presencia de esquemas de valoración de conformidad con los lineamientos de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, son fundamentales para la adopción de estándares por parte de la industria, siempre y cuando se lleven a cabo con certidumbre”.

La aplicación de estándares en la empresa debe elevar su productividad y certificar que esa empresa demuestre a cualquiera que es capaz de ofrecer productos o servicios de calidad y entregados en costo y tiempo en beneficio de sus socios de negocio.

LA ESTANDARIZACIÓN: UN VALOR DE CALIDAD

Los estándares son herramientas para la industria que equivalen a la realización de un trabajo adecuado y metodológico apegado a reglas (Ley Federal sobre Metrología y Normalización) que todos respetan, por lo tanto, permiten la compatibilidad entre los productos y servicios. “Por ello, la evaluación de la conformidad es sinónimo de certidumbre para la industria y esto lo garantizan los organismos certificadores de NyCE, pues están acreditados bajo el marco jurídico de esta Ley Federal”, puntualizó el ejecutivo.

Estos estándares se elaboran en el seno de un comité técnico de normalización, éstos son adaptados por la empresa y los organismos de inspección certifican si la industria opera conforme a las prácticas que dictan éstos esquemas.

La tendencia actual de mercado es tener certidumbre de calidad en los productos o servicios que generan las empresas. Al no contar con esta exigencia se buscan soluciones y una de ellas es acceder o solicitar una certificación, que corresponda a las necesidades de la empresa, para que de esta forma logre certidumbre en el mercado; sobre todo si estas fueron emitidas por organismos imparciales que se dedican a evaluar la conformidad y que no tengan compromiso alguno con el fabricante.

“Es como si viera su certificado médico, le da certidumbre de que va a cumplir los compromisos que suscriben con NyCE en tiempo, forma y calidad. Por lo mismo, una certificación o dictamen es para mi la forma de saber si mi proveedor tiene las capacidades para generarme un producto de calidad cuando lo necesite y al costo”, dijo Hernández. 

LA CERTIFICACIÓN

En éste ramo solamente NyCE hace certificaciones en TI, porque es un organismo de normalización que gracias a su infraestructura puede crear otros organismos certificadores, asimismo, es una marca reconocida por su declaración de conformidad en varios campos (electrónica, Telecom, alimentos, chocolate, etiquetas, seguridad, etc.).

Por lo anterior, Hernández asegura que “para llevar a cabo una certificación, la empresa debe conocer su ubicación en los estándares que establece NyCE en cuanto a calidad, luego, debe utilizarlos, para que posteriormente (luego de su uso con orden y disciplina), solicite a NyCE que la certifique. Esta puede ser en servicios, sistemas o procedimientos que cumplan con los requerimientos establecidos en estándares. Cabe señalar que somos un organismo que en esta parte de las TI solamente certificamos, no vendemos ni damos consultoría, simplemente se brinda el proceso de certificación con lo que la empresa puede asegurar mayor certidumbre a la industria”.

Como asegura el ejecutivo, este servicio se ofrece a todo tipo de empresas fabricantes de software sean pequeñas o grandes corporativos. El costo varía en función de las necesidades y tamaño de la misma. El proceso de certificación se realiza entre dos y siete días dependiendo del tamaño de la empresa y sus necesidades. Si la empresa adopta el estándar, se hace necesario certificar qué tan bien implantados están en la misma.

ÁREAS DE OPORTUNIDAD

“Por un lado, se ha visto que las empresas extranjeras se están llevando los proyectos de México porque en la industria de TI, no todos utilizan la cultura de la estandarización, no hay disciplina (como la India, Irlanda, China o Rusia). Hoy día la calidad aplicada en los productos o servicios profesionales se vuelve una necesidad de mercado”, aseguró Hernández.

NyCE certifica en cualquier parte de la República, cuentan con sucursales en Noreste (Tijuana), Norte (monterrey), Centro (Distrito Federal), Querétaro, Mérida y Guadalajara. La gerencia se ubica en el Distrito Federal y trabaja con dirección a los entornos de normalización de información. Cada área realiza su trabajo y no son juez y parte en la certificación. Es una Asociación Civil sin fines de lucro orientada a producir y fomentar la cultura de estándares en la industria de TI mexicana.

Finalmente, el ing. Hernández recomienda a las empresas de TI que conozcan los estándares que hay, qué son, para qué sirven y en determinado momento (cuando consideren ubicarse a la par de los niveles internacionales) que los adopten y que los certifiquen porque esto será un diferenciador de mercado fundamental o importante en el futuro próximo del desarrollo de las TI en México.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Tel.: 5368 8768

Te podría interesar:

Hitachi Vantara presenta Smart Data Center Hitachi Vantara presenta Smart Data Center
03 Nov 2017 20:04 - Redacción

  Hitachi Vantara anunció su visión para el centro de datos inteligente, que reúne las últim [ ... ]

Salesforce lanza myTrailhead Salesforce lanza myTrailhead
07 Nov 2017 12:04 - Redacción

  Salesforce anunció myTrailhead, que  permite a las empresas reinventar el aprendizaje corpor [ ... ]

Autodesk University llegó a México por sexta ocasiónAutodesk University llegó a México por sexta ocasión
13 Nov 2017 13:59 - Redacción

  Autodesk reunió cientos de diseñadores, constructores, desarrolladores y creadores de las in [ ... ]

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook