Intel dio a conocer su línea más reciente de procesadores Intel Xeon Series W y X, que ponen nuevas clases de desempeño informático y aceleración de Inteligencia Artificial en manos de creadores profesionales y entusiastas de las computadoras personales. Diseñados especialmente para abordar las diversas necesidades de este público creciente, los nuevos procesadores Xeon Serie W-2200 y X se espera que estarán disponibles a partir de noviembre, junto con una nueva estructura de precios que representa un paso más sencillo para los creadores y entusiastas de los productos convencionales Intel Core Serie S.   

Intel es la única compañía que ofrece una gama completa de productos perfeccionados con precisión para manejar las cargas de trabajo, constantes, con uso intensivo de cómputo, que utilizan día a día los creadores profesionales y los entusiastas. Los nuevos procesadores Xeon Series W-2200 y X lo llevan al siguiente nivel como las primeras computadoras personales de escritorio de gama alta y estaciones de trabajo convencionales que tienen aceleración de Inteligencia Artificial con la integración de Intel Deep Learning Boost. Lo anterior ofrece un rendimiento 2.2 veces superior1en la inferencia de Inteligencia Artificial, en comparación con la generación anterior. Asimismo, esta nueva línea cuenta con la tecnología Intel Turbo Boost Max 3.0, que ha sido mejorada aún más para ayudar a que el software, como el que se utiliza para la simulación y el modelado, se ejecute lo más rápido posible al identificar y dar prioridad a los núcleos más rápidos disponibles.    

“Las comunidades profesionales y entusiastas necesitan una ingeniería de productos que satisfaga sus necesidades específicas de misión crítica y las mantenga a la vanguardia de los avances tecnológicos. Esto implica las mejores optimizaciones de hardware y software, además de buscar cómo podemos infundir elementos como la aceleración de la Inteligencia Artificial,” señaló Frank Soqui, vicepresidente de Intel y gerente general del Grupo de Computadoras de Escritorio, Estaciones de Trabajo y Canales. “No importa si es un científico de datos, creador de cine o profesionista independiente, los procesadores Intel Xeon Series W y X ofrecen potencia y flexibilidad de elección, permitiéndole trabajar en forma creativa y competitiva, incluso con las cargas de trabajo más intensas”.  

Lo último en plataforma para creadores profesionales 

Para los creadores profesionales, la plataforma Intel Xeon W-2200 es la mejor opción. Estos ocho nuevos procesadores (W-2295, W-2275, W-2265, W-2255, W-2245, W-2235, W-2225 y W-2223) ofrecen un rendimiento sobresaliente y capacidades de plataforma expandida para la ciencia de los datos, los efectos visuales, el renderizado en 3D, el diseño CAD en 3D complejo, el desarrollo de Inteligencia Artificial y las implementaciones perimetrales. Se pueden usar en formatos configurables, desde computadoras de escritorio pequeñas hasta torres, que creativos profesionales demandan. Por ejemplo, el proceso de renderizado arquitectónico 3D en Autodesk Revit V-Ray se acelera hasta 10 por ciento más rápido2 en comparación con la generación anterior, y hasta 2 veces más rápido en contraste con una estación de trabajo de 3 años de antigüedad3.

Los nuevos precios del procesador Xeon W oscilan entre los $294 y $1,333 dólares, lo que permite que Intel desarrolle la plataforma y los socios hagan crecer sus opciones de productos para estaciones trabajo. 

Tendiendo un puente entre el entusiasta y el creador 

Para los profesionistas independientes, prosumidores y entusiastas de las computadoras de escritorio, quienes no necesitan funciones de calidad comercial, los procesadores Intel Core Serie X proporcionan desempeño con la flexibilidad agregada de capacidades de overclocking (aumento de frecuencia). Estos cuatro nuevos procesadores (i9-10980XE, i9-10940X, i9-10920X y i9-10900X) son adecuados especialmente para cargas de trabajo avanzadas con diversas necesidades para la edición de fotos y videos, desarrollo de juegos y animación. Además, brindan funciones mejoradas para los entusiastas, como Intel Performance Maximizer, que facilita personalizar en forma dinámica y confiable los procesadores desbloqueados, con base en el DNA de desempeño individual de la Serie X.   

Los nuevos precios de la Serie X oscilan entre $590 y $979 dólares. Ante la necesidad del segmento de creadores de cargas de trabajo específicas y con uso intensivo de cómputo, los nuevos precios permiten que la Serie X sea más accesible para los creadores que buscan cargas de trabajo con uso todavía más intensivo de cómputo, que los procesadores convencionales para computadoras de escritorio de Intel. 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook