Intel anunció una gama de soluciones basadas en datos que consisten en procesadores Intel Xeon Scalable de 2ª generación, Intel Optane DC soluciones de memoria y almacenamiento, y software y plataformas optimizadas para ayudar a que sus clientes extraigan más valor de sus datos.  Las últimas soluciones del centro de datos de Intel abordan una amplia gama de casos de uso dentro de la informática en la nube, la infraestructura de red y las aplicaciones de borde inteligente, y son compatibles con las cargas de trabajo de rápido crecimiento, incluyendo la inteligencia artificial y la red 5G. 

Procesar todo

La inversión de Intel en una amplia cartera de procesadores que va desde el procesamiento general de datos hasta los procesadores específicos permite que la arquitectura de Intel alimente la gama más amplia de objetivos de carga de trabajo en constante crecimiento de la industria. Los procesadores centrados en datos que Intel lanzó hoy representan la cartera más amplia de procesadores Intel Xeon en la historia de la compañía, con más de 50 procesadores optimizados para la carga de trabajo, complementados con docenas de procesadores personalizados diseñados basados los compromisos de profunda ingeniería con los clientes.

Intel lanzó la segunda generación de procesadores Intel Xeon Scalable, que proporcionan una plataforma poderosa que ofrece mejoras evolutivas en el rendimiento, la inferencia de AI, las funciones de red, la innovadora banda ancha y la seguridad de la memoria persistente. Los procesadores escalables Intel Xeon han sido adoptados por clientes de todo el mundo como la base del procesamiento del centro de datos. Se espera que el amplio soporte del ecosistema y la rápida adopción por parte del cliente hagan que la Intel Xeon escalable de segunda generación sea la rampa de procesadores Intel Xeon más rápida de la empresa. Las características clave incluyen:

• La integración de la tecnología optimizada Intel Deep Learning Boost (Intel DL Boost) para acelerar cargas de trabajo de inferencia de inteligencia artificial, como reconocimiento de imágenes, detección de objetos y segmentación de imágenes en el centro de datos, entornos de informática empresarial y de borde inteligente.  

• El soporte para la revolucionaria memoria persistente Intel Optane DC, que aporta gran capacidad y persistencia asequible a la gama de computación de centro de datos de Intel. Al mover más datos a la memoria, esta innovación de vanguardia permite que los usuarios conozcan más rápido sus datos y brinda una capacidad de memoria a nivel de sistema hasta de 36 TB, cuando se combina con la memoria DRAM tradicional en un sistema de ocho conectores. Esto representa un aumento de 3 veces en la capacidad de memoria del sistema en comparación con el procesador escalable Intel Xeon de la generación anterior.

• La adición de varias funciones de seguridad mejoradas por hardware que ayudan a construir una base más confiable para la informática, incluyendo protecciones de canal lateral construidos directamente en el hardware. 

Junto con la introducción de los procesadores Intel Xeon Scalable de 2a generación, Intel anunció varias familias de procesadores optimizados para alimentar las cargas de trabajo que impulsan las operaciones empresariales.

• Intel continúa ofreciendo liderazgo en desempeño con la introducción del procesador Intel Xeon Platinum 9200 de 56 núcleos y 12 canales de memoria. Este procesador está diseñado para brindar liderazgo en desempeño a nivel de conector y ancho de banda de memoria DDR, en una amplia variedad de cargas de trabajo de computación que requieren alto desempeño (HPC, por sus siglas en inglés), aplicaciones de inteligencia artificial e infraestructura de alta densidad.

• Con miras a las aplicaciones de redes, Intel introdujo nuevos procesadores Intel Xeon Scalable optimizados para las redes, desarrollados en colaboración con proveedores de servicios de comunicaciones, para brindar mayor capacidad de suscriptores y reducir la optimización en la infraestructura de virtualización de funciones de red (NFV, por sus siglas en inglés). En la actualidad, los procesadores Intel Xeon Scalable están habilitando redes preparadas para 5G. 

• Con miras al cómputo perimetral y las soluciones de seguridad y almacenamiento, Intel anunció el procesador Intel Xeon D-1600, un sistema en chip (SoC, por sus siglas en inglés) altamente integrado, diseñado para entornos densos en los que la energía y el espacio están limitados, pero el desempeño por núcleo es esencial. Los SoC de próxima generación ayudan a que los clientes avancen en el camino hacia la tecnología 5G y amplíen las soluciones de Intel al borde inteligente. 

• Intel también presentó sus FPGA de 10 nm de próxima generación, diseñados para habilitar aplicaciones transformativas en el cómputo perimetral, las redes (5G/NFV) y los centros de datos. La familia de FPGA Intel Agilex ofrecerá a los clientes optimización y personalización para aplicaciones, a fin de aportar nuevos niveles de flexibilidad y agilidad a la infraestructura de uso intensivo de datos.   

Almacenar más

Intel está cambiando el mercado de memoria y almacenamiento con tecnologías fundamentales que superan las deficiencias de desempeño de estos rubros.  La memoria y el almacenamiento son vitales para la experiencia informática, y con la introducción de la memoria persistente de Intel Optane DC, combinada con adiciones a la SSD Intel Optane y las familias de SSD Intel QLC 3D NAND, Intel está permitiendo que las empresas eliminen los cuellos de botella que restringen el flujo y la disponibilidad de datos para procesamiento.

Las últimas soluciones de memoria y almacenamiento de Intel disponibles actualmente comprenden las siguientes:

• Memoria persistente Intel Optane DC, que aporta una innovadora capacidad de memoria y almacenamiento a la plataforma Intel Xeon Scalable. 

• Intel Optane SSD DC D4800X (puerto doble) combina el desempeño de las SSD Intel Optane DC con la recuperación de datos que exigen las aplicaciones informáticas empresariales de misión crítica y alta disponibilidad.  La capacidad de doble puerto agrega redundancia a la trayectoria de los datos para ofrecer acceso continuo a los datos en caso de fallas, o de operaciones de servicio y actualizaciones.  

• SSD Intel D5-P4326 (Intel QLC 3D NAND) se suma a las primeras SSD PCIe QLC NAND de Intel para centros de datos en ser lanzadas. Utilizando la tecnología QLC de 64 capas (de 4 bits/celular), la familia de productos brinda grandes capacidades asequibles para cargas de trabajo en nube de lectura intensiva. Las optimizaciones de costo adicionales en la SSD Intel D5-P4326, le permiten ayudar a acelerar el desplazamiento de la unidad de disco duro (HDD) en almacenamiento cálido. 

Mover más rápido 

Intel satisface las necesidades de conectividad de alta velocidad de los clientes, con una gama de productos Ethernet para servidores desde 1 GbE hasta 100 GbE, que son la base de las redes en todo el mundo, desde proveedores de nube a híper escala hasta las empresas más grandes de la lista de Fortune 1000. Intel envió más de 1,300 millones de puertos Ethernet y continúa su liderazgo con la introducción de la tecnología Intel Ethernet serie 800 con tecnología Application Device Queues (ADQ). Intel Ethernet serie 800 tiene velocidades de puerto de hasta 100 Gbps, y tiene el objetivo de mover enormes cantidades de datos en los segmentos de nube, comunicaciones, almacenamiento y mercado empresarial. ADQ incrementa la predictibilidad del tiempo de respuesta de las aplicaciones, además de reducir la latencia de las aplicaciones y mejorar el rendimiento.

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook