Aunque en el 2018 se vivió cierta aceleración dentro de la economía mexicana, el mercado de TI presentó cifras de modesto crecimiento, acumulando un valor total de casi $15,500 millones de dólares, reportó IDC.

Para el año en curso el panorama se pronostica un poco más optimista para las TICs, con incremento de 2.13% para el cierre del 2019, esto al comparar la cifra estimada para el PIB nacional y un crecimiento a una tasa del 1.9% anual.

Más adelante, la consultora desglosó las diferentes vertientes que conforman a la tecnología; en la migración de sistemas on-premise a plataformas de nube, estima que veremos la principal demanda de adopción; dentro de paqueterías de software tradicional, los programas de seguridad observan una caída del 2% año contra año, mientras que en su versión SaaS la tendencia es de un incremento anual del 9.2%. Desde el ángulo de las telecomunicaciones estos servicios ofrecen un tinte positivo, donde se espera crezcan a tasas superiores del 10%.

“Se observa que las TICs se recuperarán de la dinámica del año pasado, esperamos un repunte para 2019 y 2020 ahora que ya quedó aclarado el tema electoral. El crecimiento de la economía mexicana va muy en línea con el de la región, la expectativa es que las tecnologías de información crecerán arriba del PIB como parte de un fenómeno de demanda contenida que puede disparar las inversiones, especialmente en el sector de servicios, que podría beneficiarse de las políticas de austeridad que busca impulsar el nuevo gobierno”, explicó Edgar Fierro, VP y Country Manager de IDC México.

Es así que el cambio de administración establece una curva de aprendizaje natural, que se refleja en el panorama de inversiones y que se extendería durante los primeros doce meses del sexenio. De ahí que las perspectivas para el año 2020 resulten todavía más prometedoras, donde el crecimiento de las TICs (3.09%) estaría prácticamente duplicando los números del PIB nacional (1.7%).

Incluso considerando los recortes presupuestales y las políticas de austeridad, el dinamismo del mercado de las TICs se mantiene positivo, pero cambiando la forma en que se organizaba este sector. La parte de hardware como notebooks (-5%), servidores (-4%) y almacenamiento (-2%) se mantendrá a la baja de manera paulatina, mientras que servicios administrados (+18%), Software as a Service (+32%) y sistemas hiperconvergentes (+43%) se consolidan como nichos de oportunidad, especialmente en el segmento empresarial. 

Por estos pronósticos IDC consideró que la inversión de las TICs transformará su distribución presupuestal, donde el sector de consumo (que concentraba el mayor volumen de gasto) muestra una caída del 5% para este año. Sin embargo esto da cabida a que el resto de las esferas tengan un espacio para desarrollarse, donde los dos nichos que tiene mayor oportunidad para incrementar su participación serían distribución y servicios (15%), como sector público (13%).

“El ramo de los dispositivos es fuerte en las economías en crecimiento, pero se espera que servicios sea un rubro de fuerte desarrollo para este año. Particularmente el outsourcing se vuelve más relevante en temas TIC, porque permite a las empresas trasladar la operación a un tercero especializado mientras se enfocan en la operación de su negocio; esto también funciona con el gobierno, donde esta transición, es una oportunidad para fortalecer los contratos de servicios actuales o desarrollar nuevos, también tendrá peso la parte de comunicaciones derivado de los retos de descentralizar las Secretarías”, comentó Jorge Gómez, Director de Soluciones Empresariales de IDC México.

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook