Primera Technology anuncia que impulsará el negocio de impresión en México con el apoyo de su mayorista exclusivo TELSA. Actualmente en nuestro país existe un gran mercado de emprendedores, ya que cada vez más jóvenes innovadores crean productos específicos que requieren de personalización, así también ocurre con las PyMES. 

Además del beneficio de la personalización de etiquetas para diferentes productos, la eliminación de los volúmenes de etiquetas obligatorios, es en donde Primera Technology juega un papel primordial ya que ofrece la mejor relación costo-beneficio.

De acuerdo con Mark Strobel, vicepresidente de ventas y marketing, Kevin Lilland, gerente de producto e ing. Principal de software, y Martín Hernández, representante de ventas internacionales, el objetivo de la alianza es beneficiar al mayor número de empresas a través de su tecnología de primera calidad, además buscarán proveer al mercado Enterprise y crecer en un 9 por ciento para finales del presente año.

“Actualmente, con el trabajo que hemos realizado en conjunto con nuestro mayorista en México, estamos presentes en el sector salud, principalmente en los hospitales y mercados emergentes” apunto Mark Strobel.

Por su parte, Martín Hernández comparte la idea de un mayor posicionamiento de la marca a través de una estrategia de marketing que incluye la participación en expos dirigidas a diferentes sectores que sean de oportunidad para Primera Technology y su canal, “La generación de demanda es primordial para el beneficio de nuestros socios, y queremos realizarla de manera constante, apoyaremos a TELSA en todas las iniciativas que nos propongan para incrementar nuestra presencia en México” 

Cabe señalar que el mayorista TELSA es el centro de servicio y reparación de los equipos del fabricante, con ello ofrece un mayor servicio a los distribuidores que a su vez, serán capaces de brindar soporte a sus clientes finales.

Dentro de las características que se pueden destacar de las impresoras de Primera Technology se pueden mencionar: la garantía, alta calidad, fácil de usar, además que el cliente no está obligado a usar el software del fabricante, las impresoras tienen una amplia compatibilidad con diferente software de impresión, que también es una gran ventaja para el cliente final. “Nuestros productos son muy estables, tenemos cuidad en entregar la solución que los clientes esperan, además las piezas que se requieran reemplazar siempre están en existencia. Tenemos una garantía de 5 años de buen funcionamiento, y cuando es necesario el reemplazo, el producto tiene otros 5 años de operatividad” apunto Kevin Lilland. 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook