En el marco del evento “ABSA Summit 2018, Panduit realizó el lanzamiento oficial del SmartZone G5, que contempla una nueva Unidad Inteligente de Distribución de Energía (iPDUs), la cual garantiza la continuidad ininterrumpida de suministro de energía de cualquier Centro de Datos, según normas nacionales e internacionales de instalación y mantenimiento. 

En el evento realizado en la emblemática Hacienda Cantalagua, en Michoacán, Carlos García Ramírez, Director Comercial de ABSA DataCom, refirió que el principal objetivo del evento consistió en mostrar hacia dónde va la tecnología, el IOT y la Hiper-Convergencia, presentando también un modelo de evaluación de las redes y de la infraestructura para la conectividad, con el fin de garantizar un funcionamiento que permita la convergencia y el diseño de infraestructura con equipos que se mantengan vigentes en el largo plazo, así como permitir el tránsito hacia la nube híbrida (Nube Privada y Nube Publica).

El mismo Carlos García refirió que “las expectativas del evento radicaron en la presentación de alternativas para el trabajo conjunto entre integradores y desarrolladores de infraestructura y tecnología. Ello en atención a las necesidades de procesamiento de información que ya se encuentran fuera de nuestro contexto actual”.

Como ejemplo, el ejecutivo citó el caso de la equivalencia en cuanto a procesamiento de información recabada por una cadena de tiendas de autoservicio durante 40 años, misma que se asemeja, en cantidad de datos, a la generada con el control de un automóvil autónomo por día. Esta demanda creciente de procesamiento de datos se basa en la adaptación con respecto a aplicaciones y necesidades inmediatas del usuario final, en soluciones para el manejo de datos y monitoreo en tiempo real de diversas infraestructuras, así como en la cobertura de demandas de un mercado que evoluciona disruptivamente, con exigencias cada vez más amplias y adaptables al crecimiento exponencial de la hiper-conectividad y la generación del Big Data, el cual es inherente a su respectivo análisis y procesamiento”, puntualizó Carlos García. 

“Uno de los puntos críticos, en este sentido, es resolver el ancho de banda requerido por esta Hiper–Convergencia donde los medios físicos juegan un papel preponderante, especialmente en las soluciones de procesamiento en la frontera (Edge Computing) y todos los diferentes datos que se transmitirán, de ahí la importancia de contar con infraestructura de alto desempeño, probada y certificada con seriedad como la que ofrece Panduit”, concluyó Carlos García.

Al exponer sobre el Impacto del Internet de las Cosas, y el Internet de las Cosas aplicado a la Industria (IoT / IIoT, respectivamente por sus siglas en inglés), en las redes de comunicación y centros de datos, Gabriela Meraz, directora de Distribución, Ventas y Estrategia para Latinoamérica de Panduit, exaltó la importancia de la infraestructura física de red, como base para el diseño e implementación de Edge Computing como una alternativa de interconexión para aplicaciones en tiempo real.

En concordancia con la presentación de este plan de soluciones convergentes, Panduit presentó los iPDUs SmartZone G5, resultado de un proceso evolutivo de más de siete años de investigación y desarrollo, en el que estuvieron involucradas las soluciones de Panduit SmartZone Data Center Infrastructure Management (DCIM), tanto a nivel hardware como software, que cuentan con compatibilidad para alojarse en gabinetes propios de Panduit o en otros disponibles en el mercado.

La Unidad de Distribución de Energía inteligente (iPDUs) SmartZone G5 proporciona una alta densidad de salidas, diseño óptimo para uso eficiente del espacio de los racks y confiabilidad superior para monitorear la energía, factores ambientales y la seguridad del gabinete en el Centro de Datos, mediante el escaneo continuo de las sobrecargas del circuito eléctrico y las condiciones ambientales físicas para salvaguardar la seguridad y funcionalidad del equipo crítico de TI.

“En un mundo con una creciente demanda de infraestructura e instalaciones cada vez más potentes, se han detectado casos en los que hay posibilidad de afectaciones o riesgos por fallas a nivel de gabinete en la distribución de energía en Centros de Datos en sectores de alto interés e importancia como la aeronáutica, el financiero o incluso el hospitalario, en los que una falla podría desencadenar la ausencia de servicios básicos de operaciones vitales para los usuarios de estos sectores”, puntualizó Juan Pablo Borray Gerente de Desarrollo de Negocio para LATAM.

Y es que, en promedio, un corte eléctrico no planificado en un centro de datos que brinde servicios a cualquier industria, puede tener un costo de hasta $7,900 dólares americanos por minuto. Aunado a ello, la firma de análisis energético S&P Platts destacó en un estudio realizado en febrero de 2018 que factores como los altos costos de recursos energéticos como el gas natural, han ocasionado incrementos en precios mayoristas de energía eléctrica de hasta 61% en 2017.

Por estas razones, Panduit asegura que las iPDUs SmartZone G5 proporcionan una medición completa y precisa de los datos relacionados con el consumo de energía para utilizar con eficiencia su suministro, tomar decisiones, mejorar tiempos de actividad, ayudar a medir el Uso Eficiente de Energía (PUE por sus siglas en inglés), dar pie a iniciativas de Data Centers sustentables  para ahorro de costos y energía, así como proporcionar seguridad física a fin de evitar el acceso no autorizado al gabinete.

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook