Si usted ha estado trabajando por más de 15 años, sabe que su actual espacio de oficina  es muy diferente a cuando usted comenzó a trabajar. En ese entonces, en el ambiente de trabajo tradicional, la relación de oficinas con respecto a empleados, era de 1 a 1. De acuerdo con la Administración de Servicios Generales de EE.UU., actualmente, las relaciones son de cinco a uno, o incluso de siete a uno. Los espacios compartidos, el trabajo desde casa y las políticas de trabajo flexible, solían ser la excepción de la regla. Sin embargo, ahora parecen ser la regla.

En parte, esta nueva realidad sobre el espacio de trabajo está relacionada con el dinero. Los bienes raíces son el segundo mayor gasto para muchas organizaciones, y los gerentes no pueden darse el lujo de desaprovechar el espacio. Pero la tecnología está jugando un papel muy importante - particularmente la tecnología móvil y el video. En los 90, el uso de oficinas compartidas fue un gran experimento en el ahorro de costos que no funcionó porque la tecnología no estaba preparada para ese ritmo y afectaba la productividad. Hoy en día, la conectividad ubicua y una gran cantidad de dispositivos hacen que los empleados realmente puedan trabajar desde casi cualquier lugar.

El espacio de trabajo moderno de hoy en día es impulsado por la generación del milenio. Esta generación ha crecido con la tecnología, lo que significa que ellos esperan que esos dispositivos se encuentren en su espacio de trabajo. Ya no hay espacios específicos para cada cosa. Piense en esto: usted veía la televisión con la familia en la sala. La generación del milenio mira programas de televisión en plataformas como Netflix o Hulu y videos en YouTube desde sus teléfonos inteligentes donde quiera que se encuentren. Es posible que usted haya hecho alguna vez una llamada telefónica desde un teléfono antiguo que colgaba de una pared en la cocina. La generación del milenio no hace llamadas telefónicas, ellos mandan mensajes de texto - cuando y donde sea. Si llega la fecha de entrega de una tarea,  ya esta no se realiza la noche antes de ser entregada en la escuela; ahora puede ser publicada electrónicamente en el sitio web de la clase antes de medianoche, y quizás la tarea fue terminada en una cafetería la noche anterior.

Esa flexibilidad innata es una expectativa con la que cuentan los trabajadores del milenio. De hecho, de acuerdo con Fidelity, los milenarios consideran la flexibilidad por encima del salario como un factor clave en la aceptación de un puesto de trabajo. Ellos esperan que la tecnología juegue un papel importante en la implementación de la flexibilidad, incluyendo cada vez más el uso de la colaboración de video para impulsar un mayor compromiso y productividad.

La generación del milenio es la futura cara de la fuerza de trabajo, por lo que hay que pensar ahora en construir el espacio de trabajo del futuro. Tome como ejemplo algunas organizaciones con perspectiva, como Steelcase, que abogan por una política de trabajo flexible que propone "trabaje desde el mejor lugar", como una mejor consigna que aquella que dicta "trabaje desde casa", y además invierten en convertir ese mejor lugar en la oficina.

Piense acerca de los diferentes tipos de colaboración o de trabajo que la gente hace. Algunas reuniones, por ejemplo, son para sesiones de intercambio y/o creación de ideas - y el mejor lugar para hacer ese tipo de trabajo es con un equipo pequeño. A veces es necesario estar a solas con sus pensamientos y lejos de distracciones. Proporcionar a los empleados una variedad de espacios – desde un escritorio hasta una cómoda sala pequeña- ofrece la flexibilidad en las oficinas físicas, tal y como la tecnología puede ayudar a desafiar a la distancia cuando la gente no se encuentra allí en persona.

A medida que las nuevas generaciones se incorporan al mercado laboral, las organizaciones deben adaptarse a las culturas de trabajo y sus ambientes. Los que no lo hacen se quedarán atrás. La tecnología, como la videoconferencia, está ofreciendo a las organizaciones la oportunidad de ofrecer un equilibrio más competitivo entre el trabajo y la vida personal por lo que permitirá a las organizaciones atraer a los mejores talentos jóvenes, independientemente de su ubicación.

El mundo de los negocios está evolucionando. ¡Manténgase preparado! 

 

Mariane Mariane Takahashi, CALA Marketing Director, Polycom

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Twitter

 

Síguenos en Facebook